La deuda externa Latinoamericana, ¿cuánto debe cada uno de sus habitantes?

La deuda externa latinoamericana es uno de los temas más complejos que puede haber con respecto a la economía en la región. Latinoamérica es conocida por sus diversas crisis financieras, por sus crisis de deuda y por todos los altercados que ha tenido con prestamistas europeos.

Las deudas han sido un problema generado por los gobiernos y que afecta a la población. Al final del día son los ciudadanos los que deben pagar por las malas decisiones de los gobiernos y las malas maniobras de las empresas, que en muchos casos son rescatadas por los gobiernos, con el dinero de los contribuyentes.

La deuda privada externa

La deuda privada en Latinoamérica es una parte importante, ya que muchas veces el gobierno ha sido el que ha tenido que pagar esas deudas. Es común ver cómo los gobiernos latinos estatizan la deuda para poder garantizar que las empresas puedan seguir funcionando.

Es necesario tomar en cuenta que estos rescates no terminan siendo pagados por las empresas. Por el contrario, son los contribuyentes lo que pagan, y lo más común es que sean la clase media o trabajara los que vean la carga de estos gastos.

En la actualidad, la deuda privada supera los 611 mil millones de dólares, lo que sería unos mil dólares aproximadamente por habitante latinoamericanos, si tomamos en cuenta que en la región hay unos 617 millones.

La deuda pública cambiante

La deuda pública es el mayor dolor de cabeza de los gobiernos, ya que esta es una deuda que estos adquieren y deben pagar. En el caso de los gobiernos, no se puede pedir la ayuda de otras organizaciones, como en el caso de las empresas; y en caso de ayuda, esta se hace a un precio que se traduce en medidas de austeridad y subida de impuestos.

La deuda pública de la región suele superar en más del doble a la deuda privada externa. El problema es que esta no es estática, suba y baja. Por lo que no se puede determinar con certeza su valor, pero se puede decir que esta podría llegar a los dos mil dólares por habitantes, sin sumar la deuda privada.

La caída de las ventas petroleras en Venezuela y su golpe a las finanzas regionales

El petróleo es una parte importante en la economía latinoamericana, debido al hecho de que la región es una de las mayores productoras de hidrocarburos del mundo, llegando a competir con otras regiones alrededor del mundo, como en el caso de los países árabes.

Como toda buena economía petrolera, Latinoamérica tiene una fuerte dependencia del crudo, sobre todo a la hora de garantizar el presupuesto de la nación. Es común ver como las naciones latinas y petroleras reducen los impuestos, y se centran en generar ingresos públicos por medio de la producción de petróleo, que en la mayoría de casos es una industria estatal.

Ahora, con la caída de los precios del crudo la situación ha desmejorado en la región, y aunque todos han tenido un pequeño golpe, el país que más ha sentido el golpe de los precios bajos del crudo es Venezuela.

Venezuela estanca el crecimiento de la región

Muchas naciones latinas han tenido un crecimiento, leve pero lo han tenido. Pero a pesar de esto la región se mantiene en recesión, y esto se debe a que dos de las economías fuertes de Latinoamérica están en recesión: Venezuela y Brasil.

La contracción de la economía venezolana genera estragos y esto afecta a toda la región, que puede ver cómo sus leves incrementos del PIB no pueden sustentar la gran contracción venezolana.

No más dinero venezolano para la región

Durante su momento de mayor producción y venta de petróleo, Venezuela se convirtió en uno de los mayores socios comerciales de la región, siendo el principal comprador de productos brasileños, argentinos y de Centroamérica. Pero ahora la situación es otra.

Venezuela no tiene más dinero para hacer las grandes compras masivas que hacía en el pasado y esto ha afectado a la región. No en gran medida, pero si ha tenido un impacto negativo que es necesario tomar en cuenta.